El Desmán Ibérico ante el Cambio Climático en ríos del Sistema Central

Una de las mayores rarezas de entre los mamíferos que habitan nuestra península es el esquivo desmán ibérico (Galemys pyrenaicus, “En peligro de extinción” Real Decreto 139/2011 de 4 de febrero). De hábitos nocturnos, este insectívoro de característico morro estirado se encuentra únicamente en pequeñas poblaciones del norte peninsular y Pirineos. En el Sistema Central  está confinado a pequeños sectores de cabecera de unas pocas subcuencas fluviales de la vertiente del río Duero (ríos Tormes y Adaja) y del río Tajo (ríos Ambroz, Jerte y Tiétar). Estas poblaciones, que suponen el límite sur de su área de distribución mundial de la especie, presentan graves problemas de aislamiento entre sí, derivados de la fragmentación de hábitat, haciéndolas especialmente sensibles frente al fenómeno de cambio global y al calentamiento derivado del cambio climático.

Los cambios climáticos han sido una constante en el planeta, si hablamos a tiempos geológicos grandes, incluso si pensamos en la era actual, el Holoceno, el cual comienza después de fin de la última glaciación. Pero todas estas mudanzas se han dado de forma paulatina y a una velocidad mucho menor que la actual. De esta forma, muchas especies consiguieron desplazarse buscando hábitats favorables en nuevos territorios. En cambio, con las condiciones actuales y previsión futura, la dispersión se tendría que dar en períodos de tiempo muy cortos y a través de una  matriz hostil para la mayoría de las especies debido a la alteración de los hábitats naturales y a la fragmentación de los mismos derivada de la antropización del territorio.  Y es que a lo largo del siglo XX,  la temperatura media de Europa se ha incrementado en 0,95 ºC,  siendo el noroeste de Rusia y la Península Ibérica, las zonas que más se calentaron. Para el año 2100, se espera un aumento de 2 – 6,3 º C en Europa, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas. Y no sólo se esperan cambios en lo que a temperaturas se refiere; se prevé una redistribución en la cantidad y en el patrón de la precipitación anual, lo cual implicará importantísimos cambios en el hábitat del Desmán ibérico. Lloverá menos y más concentrado, agravándose el problema de detracción de caudales tan habitual en el Sistema Central.

Ante este panorama, una de las preguntas más frecuentes respecto al desmán ibérico es si las poblaciones del Sistema Central serán capaces de resistir estos cambios o no. Dicho de otra manera,  ¿continuarán los ríos del Sistema Central siendo ríos favorables para la especie? ¿Existirá hábitat suficiente para permitir a los desmanes desplazarse en altura para compensar estos cambios producidos en las temperaturas? ¿Dispondrán de caudal suficiente los arroyos para mantener las comunidades de macroinvertebrados de las que se alimenta esta especie?

El presente proyecto se lleva a cabo con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad y la colaboración de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Confederación Hidrográfica del Duero y de la Junta de Castilla y León.  y pretende dar respuesta a todas estas cuestiones y ofrecer una visión ecosistémica, ya que el desmán ibérico podría tener un importante nivel de bioindicación sobre la situación de otras especies, comunidades y hábitats en el Sistema Central.

Para llevar esto a cabo se plantean una serie de actuaciones  con los siguientes objetivos:

Objetivo General:

  • Determinar la capacidad de respuesta de las poblaciones de Desmán ibérico del Sistema Central frente al cambio climático para el desarrollo de eventuales Programas de Reintroducción.

Objetivos específicos:

  • Determinar las condiciones de habitabilidad existentes en la actualidad en los cursos fluviales con presencia histórica reciente en el Sistema Central.
  • Determinar la vulnerabilidad de las poblaciones de Desmán ibérico del Sistema Central frente al cambio climático identificando los factores limitantes (caudal, biomasa de macroinvertebrados, temperatura, abundancia de depredadores…) y evaluando los posibles impactos atendiendo a los diferentes escenarios de cambio climático proyectados.
  • Mejorar la capacidad de respuesta de las poblaciones de Desmán ibérico del Sistema Central mediante la elaboración de un programa de acciones de mejora de la capacidad de adaptación frente al cambio climático.
  • Identificar las áreas más favorables para la aplicación de un Programa de reintroducción del Desmán ibérico en el Sistema Central.
  • Difusión y sensibilización de problemática de conservación de las poblaciones de Desmán del Sistema Central y su especial vulnerabilidad frente al cambio climático.